Ir al contenido principal

Historia de un moco

Emergí de las napias ayudado de esa extremidad articulada que se usa para tantas cosas; no supe a qué hora fue pero aun se alcanzaba a percibir un dejo de luz filtrándose por la ventana, sorpresivamente pude verlo ya que mi masa amorfa de células calciformes poco tiene que ver con el humor acuoso, retinas y otras cosas que componen los ojos.

También me doy cuenta que puedo razonar. Me transporto adherido a quién me desaposentó de mi natural morada. Pero de pronto hay violentas sacudidas: primero una y luego otra y otra, hasta que salgo despedido con rumbo desconocido a una velocidad vertiginosa. Me detengo en seco y mis ganas de vomitar son insoportables, pero la falta de estómago hace que no haya nada que vomitar.

Veo a las personas desplazarse en un ángulo extraño y a los bichos pasar junto a mi esporádicamente, creo que estoy pegado a una pared. Los rayos del sol cada vez son más intensos y tratan de alcanzarme como si estuvieramos en una competencia muy muy lenta. Finalmente el calor y la luz me abrazan tiernamente, es reconfortante.

Pero una idea terrible acapara mi mente: ¡¿qué pasa con mi humedad natural?! Me lleno de pánico al pensar en un inevitable y lento final, pienso en todas las cosas que me hubiera gustado realizar en mi libertad; creo que hasta la mosca común tiene más tiempo para gozar de la vida. Pero ya no importa, al final de cuentas nadie me recordará, es como si no hubiera existido, no tengo nada a qué aferrarme. Cuanta paz.

Acepto mi próximo desenlace reposado en esta pared que ahora llamo "mi última morada", tal vez me hubiera gustado una última cena. Me deshidrato rápidamente, pierdo color y parezco cada vez más un lunar de un color muy poco común para un lunar, pero pegado en una pared. Al menos pude volar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Chabelo siempre quiso que ganaras la catafixia

En Familia con Chabelo fue un programa que marcó a varias generaciones y dejó una huella profunda en lo que se refiere a los programas de concursos y la televisión nacional en general. Tenía un montón de juegos, llamadas con los cuates de provincia, canciones y una cantidad desvergonzada de publicidad sobre juguetes y comida azucarada. Pero lo interesante, lo que reunía a las multitudes alrededor de la pantalla, era la dinámica final, donde los participantes que habían ganado algo en las diferentes dinámicas a lo largo del programa, decidían si se llevaban lo ya ganado o lo intercambiaban con el contenido de unas cajas secretas llamadas catafixias , siendo el premio principal una anticuada sala de Muebles Troncoso , pero la posibilidad de ganar algo peor era lo que hacía que a todos los televidentes les sudaran las manos. ¿Sabía usted que Chabelo ya no es niño? Por lo general, cuando a los ganadores se les cuestionaba sobre si se retiraban con sus premios o los arriesgaban en

Quetzalcóatl viviendo en Japón

Fuerzas especiales Gyniu Disclaimer : esto no es una investigación sobre las deidades nahuathls, dragones ni otro tipo de seres mitológicos, solo quise plasmar algunas ideas sobre la curiosa representación de Quetalzcóatl ( la serpiente emplumada ) en un divertido ánime. Y primero que nada debo decir que este ánime es uno de los mejores que he visto últimamente. Estoy hablando, ni más ni menos, de La Sirviente Dragón de la señorita Kobayashi / Miss Kobayashi's Dragon Maid / Kobayashi-san no Maid Dragon (y no digo que es el mejor que he visto últimamente porque al momento de escribir esto se está transmitiendo la segunda temporada de Aquella vez que me convertí en Slime / That time I got reincarnated as a Slime / Tensei Shitara Slime Datta Ken ). Dando una descripción rápida: una joven se va de juerga al bosque, encuentra un dragón gigante, y lo invita a su casa; al siguiente día dicho dragón llega a la casa de la juerguista. En realidad el dragón es dragona , de nombre Tohru

De vikingos y sajones

  En esta época de servicios de streaming es fácil ver muchas series y películas. Hablando de series, yo y mi esposa terminamos de ver The Last Kingdom y actualmente estamos viendo Vikings (actualmente ambas en Netflix); las 2 tratan de más o menos lo mismo: la época en la que los "nórdicos" llegaron a tierras "sajonas". La primera serie se desarrolla en el siglo IX durante el reinado de Alfredo el Grande, rey de Wessex y está narrado desde un punto de vista inglés. La segunda se desarrolla a finlaes del siglo VIII en el arribo y establecimiento de los vikingos en tierras inglesas, y está narrada desde un punto de vista vikingo. Debo decir que ambas valen la pena, pero ese no es el punto de este escrito. Imagen de IMDB Imagen de IMDB   Lo que me llama la atención son las diferencias entre las culturas, sobre todo en lo referente a la religión: los vikingos viajaban, saqueaban y luchaban sabiendo que sus dioses los acompañaban por lo cual agradecían des